Técnicas para meditar: Relajación y Meditación

Meditaciones Guiadas – Meditación del Amor – Etc

MEDITACIÓN

La meditación es una técnica que, al ser correctamente desarrollada y utilizada, lleva al ser a profundos estados de relajación, que se ha comprobado tienen fuertes propiedades sanadoras. 

Si te dijera que existe una herramienta capaz de recuperar la salud física, mental y emocional de todo ser humano, de manera efectiva y permanente, ¿me creerías? 

Si te dijera que además te permite aumentar tus niveles de confianza personal, pasión por vivir, claridad mental, y mejorar tu capacidad para alcanzar tus metas y objetivos, ¿me creerías?

Si además te dijera que esta herramienta puede ser desarrollada por cualquier persona y de manera gratuita e ilimitada, y que todo está científicamente comprobado, ¿me creerías?

Pues créeme. Esta herramienta es la meditación. 

¿Qué es meditación?

La meditación es una técnica que, al ser correctamente desarrollada y utilizada, lleva al ser a profundos estados de relajación, que se ha comprobado tienen fuertes propiedades sanadoras.

¿Cómo es qué esta herramienta es tan efectiva?

Primero, debemos saber que todo ser humano tiene el potencial de crear, amar, soñar, crear una vida deseada. Se ha estudiado muchos casos de cómo la resiliencia, que es una propiedad que todos podemos desarrollar, permitió a personas cambiar por completo su estilo de vida; o como la pasión y la claridad de otros crearon revoluciones sociales que cambiaron la historia del arte, la ciencia, la tecnología, la religión, la ciencia, la política o la economía.

Ese potencial está presente en todo ser humano, pero desgraciadamente ocurren experiencias, pensamientos, emociones, que van menoscabando esta genialidad que todos llevamos dentro, relegando nuestras acciones de cómo enfrentamos la vida, según el lugar que cada uno cree que tiene en ella.

Lo que se ha comprobado es que todo ese estrés que vivimos, producto de miedos, rabia, angustia, ansiedad, celos y cualquier sentimiento que nos hizo o hace sentir mal, tiene un poderoso efecto sobre nuestro ser.

La correcta meditación

Muchas personas en la actualidad se dedican a meditar y/o hacer yoga, pero no con la intensidad y la periodicidad adecuadas.

El cerebro, que es lo que uno debe controlar para lograr una meditación profunda, es un músculo que se debe entrenar. La meditación es igual que ir al gimnasio; se necesita ir de manera constante y adquirir nuevos hábitos para obtener resultados.

Si lo hacemos una vez a la semana por 2 horas, y nada en los 6 días restantes, no vamos a obtener los potentes resultados que esta práctica entrega. Esto, como todo gran cambio, es disciplina y constancia.

Otro error que se suele cometer es que las personas se dan espacios para meditar pero no llevan esta práctica a su día a día.

Lo que la meditación busca en una primera instancia es entrenar la mente para que se haga consciente de ella misma, que sea capaz de advertir cuando estamos bajo la influencia del miedo, la rabia, la angustia, la ansiedad o cualquier otra emoción restrictiva, ya que esto es lo que debemos sanar, estos recuerdos restrictivos que se encuentran en nuestra memoria, en nuestra células.

Esta es la importancia del hábito de la autoobservación, que es integrar la meditación para ser conscientes de nosotros mismos, y lograr identificar cuándo las emociones nos están invadiendo

en nuestro día a día, ya que si no somos conscientes y actuamos a través de ellas, volvemos a alimentar esta emoción, esos recuerdos, cargando negativamente nuestro ser, menoscabando la forma cómo enfrentamos la vida.